Información sobre nuestros misioneros y la obra de extensión en Haití

 
 

Cuarto Informe enviados a las iglesias el 29 de noviembre de 2010

Haití: Grave Situación Social

Tres años de trabajo misionero:

Los pastores Andrê Clêrmevil e Israel Dessaint , con sus esposas Aghate y Merlêne respectivamente, son nuestros misioneros en Haití.

Ellos están  ayudando y fortaleciendo a un gran número de iglesias en todo el país, sosteniéndolos en este tiempo tan difícil con una ministración espiritual específica para los grupos de pastores y para las iglesias, y ayudándolos con alimentos a los más carenciados.

Nuestro Seminario Teológico, en Puerto Príncipe, es el lugar donde se sigue enseñando y capacitando a pastores, líderes y hermanos muy necesitados del interior del país, en medio de la situación gravísima que atraviesan.

Nuestra Congregación en Puerto Príncipe crece y se fortalece, predicando, enseñando la palabra y asistiendo en la parte alimenticia, cada semana, a los hermanos y personas interesadas y necesitadas que se acercan a nosotros.

En estos momentos estamos trabajando intensamente en la prevención y en los cuidados de los hábitos de higiene a causa del cólera. Las últimas ayudas económicas están siendo usadas para comprar (además de los alimentos), cloro, jabones y limones (siendo éste último elemento muy importante en la prevención del contagio del cólera).

Todavía hay muchos que no tienen trabajo, y los estamos ayudando con la entrega de bolsas con alimentos cada semana.

Proyecto del " Pequeño Comercio":

Así le hemos llamado a este proyecto implementado como una posibilidad de ayudarles a generar sus propios recursos, y su propio medio de sostén económico digno, para no depender exclusivamente de la ayuda exterior.

Los resultados obtenidos han sido muy buenos desde su iniciación, y los hermanos que ya han participado de sus beneficios, están muy contentos y agradecidos.

Este mismo proyecto lo estamos llevando a otros pastores con gran necesidad y sin recursos, para ayudarles a implementarlo y sostenerlo económicamente, para que puedan asistir a sus iglesias.

Queremos agradecer a los  hermanos y a las congregaciones que se han sumado a apoyar económicamente y en oración el trabajo  misionero en Haití. 

Como ustedes pueden observar a través de estas noticias, estamos llevando a cabo acciones concretas que se traducen en la evangelización de todo el país (llegando hasta lugares de muy difícil acceso en el interior de la isla), y en la ayuda material (no sólo con dinero sino también con proyectos que los dignifiquen y les permitan una readaptación económica en medio de tanta pobreza).

Si usted desea sumarse a esta tarea para bendecir de manera concreta y efectiva a nuestros queridos hermanos haitianos, frente al silencio bochornoso que han hecho las organizaciones mundiales con promesas que no llegan, sólo debe comunicarse con nosotros.

Les seguiremos informando para que puedan continuar orando por Haití y sus motivos específicos de necesidad.

¡Dios les siga bendiciendo!

Pastor Daniel Petrini